Bernardo ElenesPoema de domingo.- Yo busqué estos cantos hacia adentro. Entre las iras y las alegrías. Como paciente artesano fui dándoles forma de guitarras, de faros, de islas visitadas en los sueños. De morenas mujeres llevando vaivenes de lumbre en sus andares. De taciturnos hombres, heridos por el sol látigo a látigo, hasta volvérsele de bronce la epidermis, en una infinita comunión de mar y cielo…

Yo los busqué hacia afuera, viendo camisas azules de domingo, blancas redes cubriendo el corazón y llevando en su flor momentánea, al ser arrojadas al agua, la esperanza. Saboreando caldo de caguama en la cabaña mordida por tormentas, mientras el mar resbalaba sus rugidos milenarios en las frentes angustiadas de los niños, para llamarlos Hombres, ante el muro pegajoso de las sombras…

Bernardo Elenes Habas

Era la tarde húmeda.

En las calles de Guaymas

buscaba tu recuerdo,

después de haber vividoagosto10 21(3

las espigas de sal

que altamar me enterraba…

Era la tarde húmeda,

y comencé a escribir

tu nombre en la pared

del viento…

Desde el malecón

abrí la puerta a las gaviotas

que habitaban mi pecho

para gritar tu nombre…

Mi canto era lluvioso,

aletargado, gris,

anudado a la piel

de la soledad…

Por eso recorrí

las calles, te construí

en todas las ventanas,

levanté piedras,

exploré las espaldas

desnudas de la costa,

hasta sangrar mis pies,

mis manos…

Todavía te busco,

aunque presiento

que te has marchado

en la Barca de Guaymas…

—–o0o—–

Estándar

Bernardo ElenesCabildo no tiene derecho a equivocarse.- Hoy nombra ese Cuerpo Colegiado al nuevo titular de Seguridad Pública.- Pero no deberá de ser un frío acto burocrático, sino revestido con el compromiso de los ediles, que son representantes de las familias, a sumar en el tiempo para construir la paz…

Bernardo Elenes Habas

No está cruzado de brazos el alcalde de Cajeme, Javier Lamarque.

Se mantiene atento al comportamiento de la violencia que flagela al Municipio, y define acciones para contrarrestarla, gestionando respaldos estratégicos de los niveles estatal y federal.

sesion de cabildoComo hombre con profundas raíces en la comunidad, conocedor del pensamiento y las preocupaciones de las familias, no dudó en definir cambios en el andamiaje de Seguridad Pública, donde el Capitán Cándido Tarango entregó su renuncia irrevocable, para dar paso a nuevas estrategias que otros mandos tengan previstas.

Hoy, el cuerpo colegiado de Cabildo, escogerá al nuevo titular de Seguridad, de entre Jesús Alberto Navarro Velarde, policía y abogado de larga trayectoria en la corporación; Luis Alberto Ruiz Coronado, igualmente licenciado en Derecho y con reconocida labor en las filas Policíacas, y el Capitán de Navío Claudio Cruz Hernández.

Los ediles tendrán que sopesar la importancia de su decisión, misma que debe de girar en torno al trayecto histórico por el que atraviesa Cajeme, con su alma de pueblo lesionada por la delincuencia común y el crimen organizado, situación que los obliga al análisis de fondo sobre los perfiles propuestos, sin estar sujetos a banderías políticas o de grupo a la hora de autorizar ese trascendente nombramiento.

Pero también, deberán darle vigencia a un pacto irrenunciable de participación al lado de los cuerpos de seguridad, siguiendo el ejemplo de su Alcalde, quien tiene como premisa pacificar Cajeme, lograr que la comunidad, sus calles, parques, jardines, espacios de convivencia le vuelvan a pertenecer a la gente, sin que aceche en esos lugares la sombra siniestra del asalto, el robo, el temor a perder la vida inesperadamente cuando las balas del odio son vomitadas desde la impunidad…

En ese mismo sentido, el Cuerpo de Regidores tendrá que convertirse en puente de enlace con los gobiernos estatal y federal, con los sectores productivos, empresariales, religiosos, culturales, deportivos, educativos, las familias en general, para que se privilegie la esencia participativa de la ciudadanía en actividades de información, de programas encaminados a fortalecer la convivencia de la Casa Común que es Cajeme, donde, como el viejo poeta Blas de Otero proclamaba, se pida la paz y la palabra…

El primer paso para sembrar la semilla de una nueva realidad en Cajeme, se dará hoy en sesión de Cabildo, acción con la que el alcalde Lamarque Cano expresa su compromiso por el bien de la comunidad, demostrando con esa decisión. responder positivamente al clamor de las familias.

No son tiempos para dejarlo solo y que la nominación del nuevo titular de Seguridad Pública se convierta en frío y burocrático acto protocolario, sino demostrando que en Cajeme hay Alcalde, hay Cabildo, hay sectores y ciudadanía dispuesta a construir caminos para la paz y el progreso, estructuras que bien merecen los habitantes de esta esforzada comunidad…

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo ElenesAsesinan a muchachito de 14 años.- En Cajeme, la violencia se ha convertido en epidemia a cuya práctica muchos se acogen, porque tienen cierto que prevalece la impunidad.- Urgente que la sociedad, sus sectores despierten y aporten iniciativas, sin dejar de exigir a las autoridades.

Bernardo Elenes Habas

El asesinato a balazos de un menor de edad –José Ángel- casi niño, que atendía un abarrote en Ciudad Obregón y se resistió a un asalto, obliga a las autoridades a la acción de fondo, para que ese tipo de barbarie no siga desangrando a una comunidad que vive el tramo más amargo de su historia.

violencia desatadaNo son tiempos para mansas reflexiones filosóficas o analogías sobre comportamientos sociales, exponiendo premisas en el sentido de que hay adolescentes que mueren abatidos a tiros mientras trabajan, como es el caso de José Ángel, y otros, también menores de edad, asaltan y asesinan sin miramientos. Esa no es la premisa, sino enfrentar la realidad.

Los problemas de violencia exigen acción inmediata por parte de las autoridades, principalmente; y de corresponsabilidad de la sociedad, sus instituciones, sus familias, atendiendo la gravedad extrema de hechos de sangre que flagelan a Cajeme, donde han transcurrido trienios y sexenios y no se ha actuado de fondo ante el grave deterioro del tejido social, como tampoco se está atacando la desenfrenada barbarie ahora, en tiempos de supuesta transformación nacional.

Es doloroso reconocerlo, pero la capacidad de asombro de la ciudadanía se desgasta notoriamente. Esa indiferencia conlleva a que los integrantes de las comunidades reconozcan objetiva y subjetivamente que Sonora y México, carecieron en el pasado inmediato y adolecen ahora, de liderazgo cierto, confiable, profundo: capaz de entender el sentimiento de las grandes mayorías, los verdaderos requerimientos del pueblo y sus anhelos de paz y justicia, deseos que viven enraizados en su alma sin recibir luz…porque primero –es notorio- se atienden las ambiciones políticas…

¿Dónde está la reacción de las iglesias, las escuelas, universidades, sindicatos, grupos culturales, organizaciones deportivas? ¿Dónde la presentación de iniciativas capaces de sumar esfuerzos y atender aristas sociales que no se tocan en las mesas de pacificación oficiales, y que, con mucho, serían el núcleo de una visión integral, conjunta de la realidad social de Cajeme y sus posibles soluciones?

¿Dónde?

Mientras, seguirán cayendo destrozados por balas asesinas, más niños; y otros adolescentes también, asesinando sin piedad, porque antes como antes y ahora como ahora, se privilegia la política, la sed de poder de una clase ambiciosa de hombres y mujeres, que movida por sus intereses no acierta a reconocer la grave epidemia de violencia desatada para la que no hay vacunas, y su contagio huele a pólvora, plomo, muerte…

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo ElenesPoema de domingo.- En julio 11 de 2021, escribí este poema en memoria de Tomás Rojo Valencia, líder yaqui, defensor de los ideales de su pueblo, asesinado cobardemente. Hoy lo retomo y enciendo nuevas espigas en sus versos, porque sé que Tomás no ha muerto: es, ahora, antorcha cuya luz se mete en la conciencia de los niños, de los jóvenes, hombres y mujeres, revelándoles raigambre y flor de su sangre constelada. Es viento que desciende lleno de esperanzas desde el Mazocoba. Es Guerrero-Coyote que lava sus ojos en las aguas del Jiak Batwe avizorando el futuro. Sus asesinos materiales e intelectuales, lo convirtieron en leyenda y galope de las luchas del Bakatete…

Bernardo Elenes Habas

Tú no has muerto,

Tomás Rojo Valencia.

Bajas ahora enarbolandoTomás Siquili

voces de lluvia y viento

desde la sierra victoriosa.

Galopas la noche

como una llamarada.

Luchas por la justicia,

trazando una rayaagfosto10 21(11

en la conciencia de tu pueblo,

para que no acallen

sus tambores.

Para que no crucen

los linderos de tu río

tormentas seculares

trayendo la ignominia,

engaños… muerte…

Convocas la heredad del Tetabiakte,

el que cayó luchando

en la garganta del ardiente

Mazocoba,

el que tejió el pergamino

de agua y brisa para apagar

la lumbre de la guerra

y lo firmó en Ortiz,

pero los yoris destrozaron

su abecedario de piedra y sus raíces,

y de nuevo un huracán

de rocas y herraduras

estremeció praderas,

hizo que estallara

el espejo dormido del Jiak Batwe.

Tú no has muerto, Tomás Rojo Valencia.

Aunque te calcen con guaraches nuevos

y coloquen a tu lado

un bule con agua bendita de tu río

para que no sufras sed en el camino,

cuando busques, solitario,

la Casa Vieja del Itom Achai…

Llevarás en tus manos

las espigas cardinales de la vida,

jurarás con tu voz

tu sacrificio de Guerrero-Coyote,

oficiarás enhiesto

en la fogata justiciera de tu pueblo.

Tú no has muerto, Tomás Rojo Valencia.

Volverás iluminado al Bakatete,

a reanudar tu lucha justiciera

para que el agua de la lluvia

que rueda un canto líquido

brotando de las manos de los dioses,

le dé vida al caudal ahora muerto

del río milenario…

para que vuelva el agua a ser canción

en los potreros,

devolviendo el brillo de la vida

a los ojos de los niños…

Tú no has muerto, Tomás Rojo Valencia,

te conviertes en leyenda,

en bandera de sol que envuelve los poblados,

en luchador incansable contra el odio

y la ambición de los traidores,

los que buscan socavar Tierra Sagrada,

los que anhelan secuestrar

el rumor del agua y su esperanza,

los que quieren de rodillas a tu raza,

como ave de alas derrotadas…

Tú no has muerto,

el Bakatete te convierte

en leyenda y vanguardia de sus luchas…

¡Tú no has muerto, Tomás, eres antorcha

en la espesa oscuridad de los caminos!…

—-o0o—-

Estándar

Bernardo ElenesVendrá AMLO en febrero al Bakatete.- Encontrará que hay vientos de división y odio también en la Nación Yaqui, y que el Plan de Justicia que puso en marcha en Vícam Pueblo, el 6 de agosto de 2020, no está cumpliendo sus cometidos de unidad.- Constatará que el Acueducto Independencia, el mismo que le pidió Cuauhtémoc Cárdenas que clausurara, es símbolo de corrupción…

Bernardo Elenes Habas

El espíritu yaqui es guerrero por naturaleza.

Su visión del universo es única. Todo gira en torno a sus pueblos, su río, su sierra, la historia construida con triunfos y derrotas. Sus tradiciones, sus costumbres, creencias. Las que, éstas últimas, fueron trastocadas a partir de la invasión de los españoles en 1533 con el capitán Diego de Guzmán, comandando un batallón de soldados ibéricos, cuando la Nación Yaqui conoció al hombre blanco, ante quien demostró el profundo sentido de pertenencia de su territorio, trazando una línea en la tierra frente a los soldados y expresándoles con voz alta y sin titubeos: ¡Si cruzan esta raya, todos serán muertos!

Plan de Justicia Yaqui agosto 6 2020Y se desató la batalla. Porque los españoles no se intimidaron, pero pagaron su arrogancia con la derrota, ante el valor de los Guerreros Coyote, que expulsaron a los yoris, por más de 74 años, hasta que de nuevo, otro capitán castellano, Diego Martínez de Hurdaide, regresó a retomar el intento de sometimiento.

No lo logró. Porque otra vez los arcos, las flechas, las hachas y las lanzas, manejadas por el valor suicida de quienes no creen en la muerte definitiva, volvieron a hacer correr la sangre de los soldados invasores, por dos ocasiones, siendo hasta el año 1615, cuando la Nación Yaqui viendo progresar a los habitantes de su vecino, el pueblo Mayo, apoyados por jesuitas quienes los catequizaban y enseñaban a trabajar la tierra y las artesanías, pidieron que los sacerdotes entraran al Yaquimí, con la cruz no con la espada… Así fue como se transformaron las creencias yoremes en una mezcla de sus cultos silvestres y la religión católica, que persiste hasta nuestros días, teniendo como ser supremo al Itom Achai…

Al acercarse el mes de febrero, en cuyos días vendrá en gira por el Bakatete el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, se encontrará con serios problemas y antagonismos entre los pueblos originarios, donde, desafortunadamente han sido los gobiernos yoris, incluyendo el que dirige, quienes han propiciado esa polarización de conciencias, espacio en el que todo parece girar en torno al odio y ambiciones individuales o de grupo…que según me comentan están siendo atizadas, ahora, supuestamente por los directivos del Instituto Nacional Para los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino y Hugo Aguilar, quienes vinieron a meter la espada, no la cruz…

Tendrá que ser consciente AMLO, que el Plan de Justicia Para los Pueblos Yaquis, pactado el 6 de agosto de 2020, no está cumpliendo con las expectativas de la etnia armónicamente, y éste ha venido a recrudecer la división, la que ya subsistía desde hace varios años…

Tomé el pulso de la visión que tenían muchos integrantes de la tropa yoremia sobre el Plan de Justicia, el mismo 6 de agosto de 2020. Así lo plasmé en un texto:

Un día que pudo ser histórico para la Nación Yaqui, se convirtió en fracaso.

Lo más sobresaliente de la fugaz estancia del presidente de México en Vícam Pueblo, fue –él mismo lo destacó- ofrecer disculpas por el agravio cometido en contra de la etnia, desde el porfiriato, luego en sexenios subsecuentes.

Es decir, ni siquiera el Plan de Justicia del Pueblo Yaqui, se convirtió en eje de la reunión, porque estaba revestido con el ropaje de las promesas. Y los yaquis, no creen en esas metáforas hasta verlas convertidas en realidad viva, relampagueante.

Recordé, mirando el perfil del Bacatete, el sacrificio del Mazo Koba, los tropeles de partidas de Guerreros-Coyote y soldados federales, entre humo de pólvora y azoro, donde la bandera era la muerte…cuando un presidente valiente y patriota -Lázaro Cárdenas del Río-, llegó a territorio sagrado yoreme, no para ofrecer disculpas, ni para destacar un plan, sino para ¡entregar justicia!

En la brevísima visita de AMLO, cuando el sol de la sierra golpeaba y enrojecía los rostros de los yoris, quedó demostrado que el líder de la 4T no tiene autoridad moral, ni presidencial, ni política, para influir en la Nación Yaqui. Porque no posee Vara de Mando, como sí la tuvo Tata Lázaro.

Es que la piedra de toque de la problemática yaqui no es nueva. La conoce de sobra el Gobierno de la Cuarta Transformación. Se trata del agua del Jiak Batwe, de los límites del territorio étnico, del respeto a su cultura y tradiciones, donde se alza una amenaza latente esgrimida como arma por la alcaldesa de Hermosillo, Célida López y sus millonarios asesores que se disponen a darle continuidad al acueducto de la ignominia con el acuaférico oriente, del que AMLO nada dijo, y por supuesto, sus funcionarios tampoco opinaron, porque nadie habla sin su autorización, so pena de entregar sumisamente su cabeza.

Esperaban, los viejos y los nuevos integrantes de las autoridades tradicionales y tropa, que el presidente anunciara que podría convertirse en realidad el sueño del Río de la Vida –PLHINO-, para que el agua excedente de Nayarit y Sinaloa no se pierda en el mar y le de progreso a Sonora y por supuesto a territorio étnico.

Esperaban que anunciara un proyecto de gran calado, como el Tren Maya, Refinería Dos Bocas, Aeropuerto Santa Lucía, firmando el Pacto del Bacatete, con un corredor turístico-histórico-mágico.

Pero los yoremes, hombres y mujeres que sueñan, piensan, sienten y quieren progresar, descubrieron que en la Cuarta Transformación, sólo influyen los caprichos, no la luz de la justicia equitativa, democrática, legítima.

Por eso, ahora creo más que nunca en la esencia profética del poema de Bartolomé Delgado de León, periodista y poeta cajemense, Oye, señor General, dedicado a Tata Lázaro, al comprobar que no existen las condiciones objetivas, subjetivas, morales, revolucionarias, históricas, entre los modernos inquilinos de Palacio Nacional, para construir el México nuevo, incluidos sus pueblos indígenas…

Bartolomé, profetizaba:

Te hablo desde el surco que tú abriste,/ desde el viejo latifundio que expropiaste,/ desde el sueño que movió tu alma/ y colmó tus horizontes./ Y te digo, General,/ que todo es triste./ Te digo, de una vez, que la parcela/ se da al mejor postor, y que el abismo/ entre ricos y pobres es más hondo/ que el desventurado sudor de nuestro siglo.

Te hablo, para decirte/ que hambre, dolores e injusticias/ ya no pueden caber en unos versos./ Y luego…ya no estás./ Y tu lucero, lucero de inmensidad,/ tiene cordeles de plata/ que no me atrevo a tocar.

Oye, señor General/ tata y protector de indios: ¿cuándo otro, como tú, vendrá por nuestros caminos?

Sí. Maestro y Amigo Bartolomé, no se han dado los tiempos, ¡no se han dado! Los políticos siguen conquistando, dividiendo, navegando los ríos de sombras de las conveniencias en la hora amarga de la Patria, y no se atreven, siquiera, a clausurar una obra que nació y está fuera de la ley: el Acueducto Independencia…

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo ElenesProyecto Ciudad Futura.- Se vuelve viable abrir las expectativas de crecimiento hacia el noroeste, con desarrollo de viviendas, comercios, escuelas, servicios médicos, áreas deportivas y de recreación para la expansión armónica de la comunidad.

Bernardo Elenes Habas

El doctor Oscar Russo Vogel, durante su administración al frente de Cajeme (1976-1979), pugnaba porque el polo de desarrollo de Ciudad Obregón apuntara hacia el oriente.

Javier Lamarque, Presidente de CajemeEra injusto, decía, cercenarle áreas de cultivo al Valle del Yaqui permitiendo el crecimiento hacia el poniente y sur, con el nacimiento de múltiples colonias. Además, señalaba, que en dirección a los cerros, el terreno era más consistente y con mayor declive natural que ayudaría en tiempo de lluvias a evitar inundaciones.

No logró convencer de su visionaria actitud al entonces gobernador Alejandro Carrillo Marcor (1975-1979), relevo de Carlos Armando Biébrich Torres, quien cayó debido a los fuertes problemas agrarios de San Ignacio Río Muerto.

Sin embargo, nuevas colonias y estructuras urbanas comenzaron a desarrollarse a través de los años hacia el área oriente (norte, centro, sur), situación que percibe ahora con visión de progreso el actual presidente municipal de Cajeme Javier Lamarque Cano, quien de hecho, comienza a madurar el proyecto Cajeme Ciudad Futura, con eje en el área noroeste de la mancha urbana.

Durante su conferencia tradicional de lunes Diálogo con Cajeme, el Alcalde hizo alusión al proyecto Cajeme Ciudad Futura, que se prevé instalar en la zona noroeste, donde se conjuntarían viviendas, comercios, servicios médicos, escuelas, áreas deportivas y de esparcimiento, con el propósito de generar un mayor desarrollo económico del Municipio y de la región sur de la Entidad.

Se abrirían importantes expectativas de crecimiento armónico para la ciudad, ampliando el horizonte presente y futuro de las familias que se multiplican y reclaman espacios donde asentar sus hogares. Además de que la heredad administrativa de Javier Lamarque sería con un lineamiento ordenado, sin improvisaciones, para lograr una segura continuidad en sus procesos de desarrollo, sin el peligro de que al llegar nuevas administraciones públicas se reinvente Cajeme y la ciudad, como ha venido sucediendo…

Sobe otros aspectos, el alcalde Lamarque precisó que se trabaja en los proyectos de modernización y ampliación de la pista del Aeropuerto para que sea parte de un complejo de Centro de Carga y Recinto Fiscal desde donde se transportarán mercancías hacia otros países. Se prevé la instalación en esa área de un parque industrial, espacio en que se vislumbra, de entrada, el funcionamiento de una empresa especializada en la confección de gorras deportivas.

Es preciso recordar que Lamarque Cano, durante su primera administración al frente del Municipio, propició la construcción del Parque Industrial del Sol, logrando relaciones con empresas de capital oriental principalmente, para que instalaran aquí las maquiladoras Sinatex y California Textil, entre otras.

Sobre aspectos de salud, formuló Lamarque Cano un llamado a la comunidad, para que se extremen medidas ante un incremento de casos positivos de Covid 19, invitando a las familias a mantener los protocolos de sanidad, uso correcto de cubrebocas, lavado constante de manos, gel antibacterial, conservación de sana distancia, como puntos importantes para disminuir riesgos de contagio…

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo ElenesPoema de domingo.- Llevo espigas de sal navegando la sangre, y gritos campesinos de olor ejidatario, vistiéndome la piel. Es que me duele Guaymas en el pecho, y Cócorit, Pueblo, se me hace nudo en la garganta, porque conforman las voces solariegas de mis padres…

Sabía que un día habría de levantar con mis manos estos cantos: simples, húmedos, humanos, en los cuales la palabra es golpeada por las olas hasta arrojarla al mar, como náufrago hambriento o caracol áspero, donde el viento ensaya los tonos de la vida, el dolor, la angustia, el amor, la muerte… Son cantos de pescadores, recolectados en la costa, en las playas, en alta mar, sobre la rústica barca de madera que avanza lentamente, movida al ritmo de los remos que empuñan antiguos pescadores…

El texto, es parte de la presentación del poemario Cantos de Pescadores, que me brindó la satisfacción de obtener el “Premio Estatal de Poesía Juan Eulogio Guerra Aguiluz”, en 1982, hecho que hoy rememoro y entrego a Usted un manojo de sus versos…

Bernardo Elenes Habas

Yo sé que no es oficio

ser un bandolero

de los sueños…

Soltar por los caminosenero 8 2022 (4

de la vida

parvadas de poemas

libertarios,

para lograr que alguna vez,

una mañana,

aniden en el pecho

de los hombres,

o despierten amor

en las mujeres,

desterrando rencor,

envidias, sañas…

Yo sé que no es oficio

pararse en la mitad

de nuestro tiempo,

y gritar a plena voz,

con la palabra limpia,

señalando errores,

injusticias…

Yo sé que no es oficio

tener ideas,

convicciones,

saber de compromisos

con la historia,

ser consecuente

una y diez veces…

hasta siempre…

Por ello,

declaro al pie

de mis principios,

que a lo anterior me dedico

por conciencia,

por vocación a las manos

de mi pueblo;

pero mi oficio es andar

coleccionando noches,

tomar por asalto madrugadas

para dejar

en tu pecho y en tu piel

mi aviso temerario

de que te amo…

—-o00—-

Estándar

Bernardo ElenesLamarque y los muros de agua.- En el trienio 1997-2000, cuando fue alcalde de Cajeme por primera vez, trataron de impedir que creciera en sus proyectos, utilizando como arma el agua.- Hoy, cuando hay intransigencia por parte de la central priísta CTM, para lograr acuerdos a favor de los trabajadores de Oomapasc, el instrumento es de nuevo el vital líquido, lo que se vuelve un estigma contra Javier, a quien intentan cerrarle su paso presente y futuro…

Bernardo Elenes Habas

¿Acaso la historia se repite, como en el trienio 1997-2000?

En ese tiempo la oposición, representada por el priísmo más dominante en Cajeme, intentó impedir que Javier Lamarque creciera social y políticamente desde la Presidencia Municipal a favor de la comunidad, utilizando como elemento destructor el agua.

Lamarque aguaTrataron de construir un muro de agua en el primer ejercicio administrativo de Javier, contaminando el vital líquido que entraba a las plantas potabilizadoras, situación que no pudo controlarse y que dio como resultado un servicio de agua maloliente y sucia a los usuarios, quienes recuerdan con indignación esos hechos.

No les importó a los políticos de hace 25 años la salud de la gente, porque para ellos era y sigue siendo lo más importante detentar el poder. Buscaban desacreditar al Alcalde ante las familias, pretendiendo inculparlo de los hechos del agua sucia, intentando demostrar ineptitud para gobernar en un militante de izquierda, en ese tiempo del PRD, que había doblegado al PRI en las elecciones de 1997 obteniendo 62 mil 566 votos, contra 32 mil 668 del priísta Ernesto Vargas Gaytán.

Hoy, de nuevo como un estigma, adversarios políticos enraizados en la otrora poderosa central obrera tricolor CTM, utilizan el agua para doblegar no al Oomapasc, sino al alcalde Javier Lamarque, en una estrategia tempranera para evitar que desarrolle sus planes a favor del Municipio, y con ello, cerrarle los caminos que lo posicionen en la conciencia de la ciudadanía, quien, a pesar de todo, comienza a tenerlo presente para lo que se ofrezca en el futuro…

Ese es el verdadero fondo político no del sindicato de Oomapasc, sino de la CTM estatal, donde el recuerdo de Francisco Bojórquez Mungaray en la historia política de la central, es un lejano fantasma; y la presencia de Javier Villarreal Gámez, se valora únicamente como alguien que sólo acierta a fundamentar su liderazgo convirtiendo en ventanilla de negociaciones presentes y futuras al organismo que lidera, esperanzado en que éste continúe en el tejido político de la Entidad, aunque con la pólvora humedecida…

Dijo, el dirigente local de la CTM, Luis Acosta, asomando el filo de sus preocupaciones, que la huelga contra el Oomapasc no se enmarca en un movimiento político, exigiendo que las demandas laborales sean atendidas rigurosa y puntualmente como se plantean. Y esa actitud intransigente, a través de la cual no se confiere validez a las exposiciones y propuestas de la contraparte, permiten deducir que si no es un movimiento político sí es un capricho político que tiene, como los sismos, epicentro, desde donde se busca que los sacudimientos telúricos derrumben obstinadamente los puentes que pudiera tender Javier Lamarque…

El Alcalde ha dicho que el Oompasc no es empresa con fines de lucro, sino un organismo público que tiene como fin brindar un servicio vital para la comunidad, consistente en disponer de una infraestructura funcional para abastecer de agua potable a la población, además –recalcó-, los recursos que recauda el organismo son recursos del pueblo de Cajeme y con ellos se deben atender los requerimientos de carácter laboral y administrativo, pero sobre todo, debe estar dirigido en la atención de las necesidades de rehabilitación y mantenimiento de la red de agua potable y alcantarillado para que contribuya al bienestar de la sociedad…

Y se muestra abierto para que, teniendo como sustentos las anteriores bases, se construyan los acuerdos con el sindicato para establecer las alternativas de hasta dónde se puede llegar y hasta dónde no, en los requerimientos de aumento salarial.

A estas alturas, pues, se vuelve preciso el entendimiento y que prevalezca el sentido común, para que se resuelvan los problemas administrativos que se viven en la comunidad… De lo contrario, será válido pensar que alguien trata de construir y agrandar un muro de agua en contra de Cajeme y del alcalde Lamarque, como lo intentó el PRI hace 25 años…

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo ElenesSostiene, Lamarque, su palabra por Cajeme.- Presenta resultados en sus primeros tres meses de gobierno.- La ciudadanía reconoce que el Alcalde recibió una comunidad destrozada, y valora los notables esfuerzos y el compromiso contraído, avizorando que, al paso de los meses hacia el transcurrir del 2024, se cumplirán puntualmente los proyectos.

Bernardo Elenes Habas

Tiene, Javier Lamarque, los pies puestos en la tierra.

Saben, los cajemenses, quienes ya recorrieron junto a él tres años en beneficio de la comunidad en 1997-2000, que el Alcalde cumple su palabra y que no le fallará al Municipio que lo vio nacer como ser humano y como político.

Lamarque cien diasPor eso valoran que esté cumpliendo su compromiso de informar a la ciudadanía cada tres meses la realidad de Cajeme, sus logros, expectativas, pero también los problemas que entorpecen el enfrentar algunos avances materiales en pos del progreso.

Son ejes fundamentales en el ejercicio administrativo de Javier, la transparencia, rendición de cuentas y buen gobierno, los que se constituyen en tejido político, social y humano para dar resultados a corto plazo, y que éstos logren la gran suma del trayecto municipal completo.

Y lo mejor es que las familias, los sectores, así lo entienden, porque aún en el transcurrir de tres meses, sin recursos, hay resultados, aunque falta mucho por hacer, como él mismo Javier lo expresara.

Ayer, durante el ceremonial del primer informe de tres meses, dijo: «En el marco de los primeros 100 días de gobierno y refrendando mi compromiso de campaña de presentar en forma trimestral un informe sobre el estado que guarda la administración pública municipal, me presento ante ustedes ciudadanas y ciudadanos de Cajeme para rendir un balance inicial de las acciones realizadas por el Gobierno Municipal de Cajeme 2021-2024, con un primer corte a tres meses del inicio de la administración”, expresó con manifiesta seguridad.

Ciertamente, como opinaron varios ciudadanos que siguieron puntualmente el informe, es notorio el esfuerzo en este breve tramo de la administración, mismo que ha permitido mejorar áreas en obras y servicios públicos, agua potable y alcantarillado, bienestar social, asuntos indígenas, atención ciudadana, sistema DIF, desarrollo económico, salud municipal, deporte, impulso a la juventud, equidad de género, cultura y seguridad pública, entre otros rubros.

El reclamo señero lo constituía –y constituye- la atención al deterioro urbano, sus calles destrozadas, lo que se ha enfrentado en forma consistente y constante, porque debido a la magnitud de los daños y el abandono de años, se redoblan esfuerzos para el bien de la gente.

Lamarque Cano lo expresó con claridad, señalando que al iniciar su labor administrativa percibió las condiciones deplorables en las que recibió las calles del municipio, con una carpeta asfáltica dañada o inexistente, por lo que una de sus primeras acciones fue poner en marcha un Programa Intensivo de Bacheo sobre las calles del Centro de la ciudad, para luego continuar por las avenidas principales y secundarias, así como por las rúas donde transita el servicio del transporte público y los accesos a las colonias.

A la fecha –recalcó- se han cubierto más de 16 mil metros cuadrados en un 60 por ciento de las colonias del casco urbano, utilizando materiales de primera calidad y enfocados a que la rehabilitación se aplique conforme a las especificaciones técnicas requeridas; es decir, realizar el perfilado, escarbar y limpiar el área donde está el bache, compactar la tierra, colocar la liga y el asfalto para luego compactarlo debidamente, con el fin de que sea un trabajo de mayor durabilidad y se eviten daños y molestias a la ciudadanía.

Aseverando que este programa alcanzará nuevos niveles de eficiencia en el transcurrir de los meses.

Pero además de la atención a calles, se repararon importantes áreas del alumbrado púbico, balastreo en calles de terracería, labores de limpieza, rehabilitación de colectores sanitarios, y un seguimiento puntual a las solicitudes ciudadanas en programas como Cajeme Contigo y la participación amplia de los Centros de Participación Ciudadana, Desarrollo Comunitario y Asuntos Indígenas.

Destacan, en el informe, las acciones realizadas por el Voluntariado del DIF que preside la Maestra Patricia Patiño Fierro, quien coordinadamente con la directora de la institución, Marina Herrera, han contribuido a elevar la calidad de vida de las familias con exámenes de la vista y entrega de lentes, desayunos calientes, despensas navideñas, análisis clínicos, recolección de pañales, y la remodelación del Velatorio DIF y la reparación de la carroza municipal.

Esto y más, es parte del inicial trabajo de la administración a cargo de Javier Lamarque, al que la ciudadanía apoya sabedora de que lo mejor está por venir, con el respaldo expresado por el gobernador Alfonso Durazo Montaño quien se ha declarado un Mandatario Municipalista, aunado a los futuros apoyos del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en febrero próximo estará de gira por Sonora.

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo Elenes“Con Álvaro Obregón llegué a Cajeme en 1924”.- Leopoldo Pliego Ortega, Capitán, escolta del expresidente de México, mecánico automotriz, oriundo del entonces Distrito Federal, entrevistado hace 48 años, cuando el Municipio cumplía su primer cincuentenario.

Bernardo Elenes Habas

(En septiembre 24 de 1977, logré la presente entrevista con don Leopoldo Pliego Ortega, quien fuera Capitán del Ejército y escolta del General Álvaro Obregón Salido, con quien llegó al Valle del Yaqui en 1924, tiempo en que la comunidad era apenas Congregación, luego sería Comisaría en 1925, y Municipio en 1927. Cuando platiqué con el señor Pliego Ortega, hace 45 años, Cajeme cumplía su primer cincuentenario como Municipio, y me di a la tarea como reportero, de buscar las voces vivas, los recuerdos imborrables de quienes vieron nacer este pueblo y ayudaron a forjarlo con sus manos. Hoy reedito la entrevista con don Leopoldo, como homenaje y agradecimiento por la semilla que supieron sembrar hombres y mujeres para que naciera un asentamiento asombroso).

Don Leopoldo Pliego OrtegaÉl recuerda la voz ronca de los militares.

Revive el brillo metálico de las armas, cuando México era de pólvora y de Generales.

Cuando Madero y Victoriano Huerta pasaban a la historia oficial: uno como héroe, Madero. Otro, como chacal, Huerta.

Sus recuerdos son imborrables, porque nació en el Distrito Federal en 1900, época en que el país se estremecía en sus raíces para estructurarse en un México justo, el que a pesar del tiempo transcurrido, continúa la búsqueda de su verdadero horizonte histórico…

Don Leopoldo Pliego Ortega, mecánico automotriz. Capitán, escolta del General Álvaro Obregón. Y liberal.

Recorre el trazado de su memoria, una tarde septembrina de 1977 con tranquilos horizontes, en su domicilio de calle Milán, número 2136, de la colonia Bellavista en esta ciudad.

-Era un día de 1913, allá en el Distrito Federal, cuando mi tío me dijo: “Vamos, acompáñame sobrino, vamos a ver por ahí”. Entonces atravesamos la Alameda, y por casualidad íbamos nosotros para el centro, cuando llegábamos a donde está Bellas Artes, arribaba también el presidente Madero acompañado de sus oficiales, entre quienes iba el padre de nuestro actual presidente de la República, José López Portillo. Intentaba Madero llegar a Palacio…

-Tenía yo trece años, cuando esos acontecimientos, y estudiaba en la Escuela Superior. Victoriano Huerta era un verdadero chacal. Las escuelas estaban rígidamente militarizadas, con el propósito de que cuando hicieran falta soldados, llevarse a los alumnos en la “leva”. Época muy pesada para las familias de México, porque se perdían los trabajadores, los hombres. Se los llevaban y nunca más se sabía de ellos…

-Yo conocí a Álvaro Obregón en la Ciudad de México, en el año de 1920, cuando Venustiano Carranza dejó el poder. Trabajaba yo en un taller mecánico con mister Bornio. Ahí conocí a varios militares, choferes y todo eso…

-En cierta ocasión, cuando Obregón hacía preparativos para lanzarse a la candidatura por la presidencia de México, me encontraba en el comité de campaña de éste. Luego nos dijeron a los presentes: “Muchachos, más vale que se vayan, el Varón de Cuatro Ciénegas está bravo contra Obregón, y ustedes pueden tocar algo”. Nos fuimos. Tenía varios amigos en la colonia Guerrero y buscamos a algunos de ellos para ir al cine. Nos encontrábamos en la calle Violeta, en eso comenzó a llover y nos refugiamos en un zaguán. Luego vimos pasar a Margarito Ramírez El Borrego, y a otros dos militares. Después supimos que iba entre ellos el General Obregón. Nunca creímos que fuera él, porque como llovía, llevaban “peregrinas” y sombreros de garrotero…

-Al siguiente día supimos que se encontraba el General Obregón en Cuernavaca. Fue precisamente cuando proclamó el Plan de Agua Prieta, estando Plutarco Elías Calles en Agua Prieta, sublevándose contra Venustiano, saliendo éste de México…

Don Leopoldo da un sorbo a su café y continúa acomodando sus recuerdos que inundan el ambiente de la sala de su hogar. Cuenta la forma como conoció al Divisionario, su labor en la campaña, su trayecto presidencial, donde sirvió como escolta…

-Después, a través del chofer de Benjamín Hill, quien me invitó a Cuernavaca, conocí al General Benito Bernal, que se desempeñaba como jefe de escoltas de Obregón. El General Bernal me invitó a ingresar a las guardias, cosa que acepté, sirviendo en su Administración. Así fue como me vine a Sonora, en la escolta del General Obregón, cuando terminó su mandato en 1924.

-Salimos para estas tierras, el 6 de diciembre de 1924. Llegamos a Guadalajara, donde nos quedamos extrañados porque el tren su había detenido, elviaje no continuaba. Sucedió que Obregón estaba enfiestado, había bautizado a María Esther Zuno, nacida hacía algunos días, haciéndose compadres el General y el viejo Zuno (José Guadalupe Zuno Hernández, gobernador de Jalisco 1923-1926).

Los ojos y la memoria de don Leopoldo se iluminan porque pareciera ver de nuevo el paisaje de una naciente comunidad en los llanos del Valle del Yaqui, que apenas había dejado de ser solitaria Estación de Bandera para convertirse en Congregación:

-Llegamos Sonora en el año de 1924. Cajeme no era nada. Solamente estaban la Estación del Ferrocarril. La Molinera, y el comercio de José Camalich que hacía transacciones de pieles y además sembraba en el Valle, junto a otras construcciones…

Estas son parte de las vivencias de don Leopoldo, cuya memoria es prodigiosa. Él contrajo matrimonio en Ciudad Obregón, con quien fue su compañera de toda la vida, señora María Luisa López de Pliego, procreando ocho hijos: Eugenia, Delia, Abel, Leopoldo, Nohemí, Oralia, Alicia y Gloria.

Le saludo, lector.

Estándar