Bernardo Elenes Morena, tiene sus enemigos en Morena.- El partido oficial está sobrado de aspirantes a la alcaldía de Cajeme, pero, inexorablemente cada pretenso posee lo mismo simpatizantes que enemigos acérrimos, desde las entrañas del Movimiento de Regeneración Nacional.- El PRI y su coalición, en una encrucijada para nominar candidato a la presidencia municipal.

Bernardo Elenes Habas

En cuatro días -23 de enero-, concluye el periodo de precampañas de aspirantes a la gubernatura por Sonora y a diputaciones y ayuntamientos.

Y se inicia, de acuerdo al Calendario Integral del IEE, el registro de candidaturas para contender por el Gobierno de la entidad, del 16 al 20 de febrero, y del 4 al 8 de abril para ayuntamientos y diputaciones, abriendo camino para las campañas en forma, del 5 de marzo al 2 de junio entre quienes van por la gubernatura, y del 24 de abril al 2 de junio, de los pretensos a ayuntamientos y a los distritos locales que conformarán el parlamento local.

morena contra morena El escenario de contendientes a la gubernatura está ya conformado (Ricardo Bours, Ernesto Gándara, Alfonso Durazo), aunque falta la definición de independientes.

En el caso de ayuntamientos y diputaciones, al menos en Cajeme, no se establece aún horizonte cierto, sólo aproximaciones por parte de Morena que tiene aspirantes sobrados, pero desgraciadamente vive una vorágine devastadora a su interior, porque cada uno de los pretensos posee simpatizantes, pero quizás en igual proporción enemigos, y ¡curiosamente de los mismos genes!

Y, referente a la coalición PRI, PAN, PRD, sabedores de que le corresponde al PRI marcar esa ruta para la batalla electoral, los directivos de dicho partido están siendo muy cuidadosos para definir candidato o candidata, de tal manera que sopesan la alternativa de un militante o ciudadano libre que garantice honestidad, trayectoria comprobada a favor de Cajeme, y la seguridad que ofrece la madurez para construir en bien del Municipio. Esos perfiles los contrastan con hechuras frescas en política, pero que garanticen que tienen el reconocimiento ciudadano que se traduzca en votos. Todo un reto.

La coalición, pues, no quiere perder Cajeme, sabe que es un bastión importante como para someterlo a experimentos o caprichos de algunos liderazgos, por eso amplían sus miras, sopesan entre antiguos priístas que abandonaron el partido, pero que continúan siendo parte del escenario político porque viven en la memoria colectiva del Municipio, están probados en la lucha y han sobrevivido a vendavales.

El PRI, pues, se está jugando el triunfo o la derrota electoral por Cajeme, con la elección de abanderado o abanderada, antes de llegar a las urnas…

Todo indica, que la coalición Va por Sonora, y Morena y sus aliados, están obligados a cifrar el éxito de sus candidatos en la fortaleza de unidad que demuestren sus tejidos y que se extienda hacia la ciudadanía, la que, finalmente, marcará triunfos y derrotas…

Las coaliciones de Morena, PVM y PT, asimismo las de PRI, PAN, PRD, tendrán que apelar al sentido común, a la sabiduría de la gente, no de sus notables, para construir el camino electoral por Cajeme. De lo contrario se enfrentarán, quienes sean escogidos por compromisos de grupos, con el poderoso discurso de Abel Murrieta, cuya claridad de pensamiento y de objetivos son expuestos con voz determinante y segura, aún por encima del aspirante de MC a la gubernatura, Ricardo Bours, cuyas proclamas son expresadas con blandura, sin que calen y hagan nido en la conciencia de la gente…

Parece que no falla el viejo axioma de Jesús Reyes Heroles, que refiere las circunstancias de que en política lo que es forma es fondo, es decir, lo que parece es…

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo Elenes Poema de domingo.- La poesía, sin duda, es canción de amor que convoca a la solidaridad humana. Pero también, es arma de combate. Guitarra dura para dejar constancia del dolor que causa la injusticia. Para denunciar el doble discurso que siembran los políticos. Los que se consideran dueños de la verdad y sus caminos…

Bernardo Elenes Habas

GUITARRA

Estos son cantos

de guitarra dura,

dichos con la vozun crepuisculo

inconforme de la tierra,

salidos del fondo

sin nombre de la ira.

Nacidos para ti,

que sabes escucharlos,

para ti que entiendes

del dolor y de la lucha,

desparramando

tus ansias y tus bronces.

Estos son cantos

de guitarra dura,

piedra, hierro,

acero bien templado,

cantos que dejaron

su ternura

en el soplo doliente

de una madrugada.

Cantos lanzados

a los roncos

caminos de la sangre

en búsqueda del hombre

que habita el límite sencillo de la luz,

donde florece la bondad del pueblo.

Estos son cantos de guitarra dura,

destellos incesantes de gargantas rotas,

palabras resecas, de madera.

Mañana, cuando tú lo quieras,

podrían ser arrullo,

canción de cuna para un niño triste…

—-o0o—-

Estándar

Bernardo Elenes Carlos Armando Biébrich Torres.- Crónicas para la historia (No. 170).- Murió el ex gobernador sonorense, quien fuera perseguido y humillado por su otrora protector, Luis Echeverría Álvarez.- Se desempeñó como Secretario del Ayuntamiento de Cajeme durante la administración de Faustino Félix Serna 1961-1964.

Bernardo Elenes Habas

Murió, a los 81 años de edad, abatido por el virus maldito Covid 19, el efímero ex gobernador de Sonora, Carlos Armando Biébrich Torres.

Sahuaripa, sus familiares y amigos sonorenses están de luto.

carlos-armando-biebrich-bc3c224c-5e7c-40d8-9f78-bd711139541-resize-750 Concluyó una vida de ascendencia centelleante en el campo de la política, donde, en sus inicios, brillante como orador y de personalidad magnética, fue sub campeón nacional de oratoria cuando lideraba el PRI Juvenil.

Muy joven, se desempeñó como Secretario del Ayuntamiento de Cajeme, tiempo en que conducía los destinos del Municipio en 1961-1964, don Faustino Félix Serna.

Su estrella ascendente lo llevó a convertirse en diputado federal y en 1973 candidato al gobierno de Sonora, contando con 32 años de edad, lo que dio paso a reformar la Constitución del Estado que marcaba 35, dando pie a las acciones mágicas de la política, cuando tiene objetivos definidos.

Pero el astro luminoso de Carlos Armando, declinó durante los prolegómenos de la sucesión presidencial para relevar a LEA, el de la frase señera: “Arriba y adelante”, el autor del reparto agrario de 1976 en el Valle del Yaqui, etapa en que Biébrich apostó su capital político a Mario Moya Palencia, desatando la ira de su otrora padrino el populista Echeverría, quien desde los tejidos perversos del poder, como se hacía antes y como se continúa haciendo ahora, incendiaron su camino, le fabricaron un puente al abismo, con la masacre de San Ignacio Río Muerto, el 25 de octubre de 1975.

A partir de esa fecha, fue defenestrado de su cargo como gobernador, por LEA, y luego perseguido y humillado a través de Alejandro Carrillo Marcor, quien lo relevó en sus funciones, en el palacio de Comonfort y Paliza de Hermosillo.

Al joven político en su etapa de gloria, le cantaron poetas sonorenses como Bartolomé Delgado de León y Rafael Ángel Rentería, durante la construcción de su camino hacia la gubernatura.

Hoy lo recuerdan sus amigos, sus colaboradores, quienes hacen un alto en el camino para musitar una oración en su memoria, y reafirmar que, ciertamente, vivió y murió con dignidad…

—–o0o—–

Estándar

Bernardo Elenes Carlos Moncada, orgullo de su pueblo.- Crónicas para la historia (No. 169).- El ganador del Premio Sonora a la Cultura y las Artes 2020, imparte, desde hoy, cada miércoles de enero la charla “El amor y los libros”.- El 4 de diciembre de 1983 lo entrevisté para Diario del Yaqui; texto publicado hace 38 años, mismo que hoy reproduzco.

Bernardo Elenes Habas

El cajemense Carlos Moncada Ochoa, mantiene una actividad intelectual excepcional.

Más de 60 años dedicados al periodismo, la cultura, la academia y la historia con la calidad y profesionalismo que él lo hace, son, desde cualquier arista de la vida, admirados por propios y extraños.

entrevista con carlos moncada Se inició en el periodismo en el Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, en 1953, cuando contaba con 19 años de edad; luego fue director de ese importante órgano periodístico fundado por Jesús Corral Ruiz, espació de tinta y papel al que Carlos le dio dimensión en su sección cultural, generando una siembra y cosecha importante de poetas y narradores, porque la literatura ha sido, desde siempre, su pasión.

En la ramada periodística de Corral Ruiz, crecieron las alas de Carlos, quien se forjó, también, como comentarista de radio en la XEOX y XEIQ de Cajeme. Luego de su constante labor periodística buscó y encontró nuevos horizontes. Se tituló como abogado por la Universidad de Sonora, donde su tesis se constituyó en su primer libro: “La juventud ¿5to. Poder?”, editado en 1959.

Le seguirían “El México de acá, visto desde el más allá”, “Años de violencia en Sonora”, y así, hasta rebasar más de 30 obras que conforman uno de los legados del escritor a los sonorenses, quien pronto dará a la luz pública “La saga de la cultura en Sonora 1831-2020”, la que reúne en 12 libros agrupados en cuatro tomos, una histórica crítica de las diversas manifestaciones culturales de la entidad.

El pasado 4 de diciembre Moncada Ochoa fue reconocido por el Gobierno del Estado con el “Premio Sonora a la Cultura y las Artes 2020”, preciado galardón instituido en 2018, en el que se resalta el legado, continuidad y vigencia a la actividad cultural y valiosas aportaciones de Carlos.

Y, hoy miércoles 13 de enero, inicia un ciclo de charlas denominado “El amor y los libros”, que con su estilo coloquial matizado de suave ironía, se le augura singular éxito.

Dicha exposición que se desarrollará en línea, bajo el auspicio del Instituto Sonorense de Cultura que dirige Mario Welfo Álvarez, tendrá efecto los miércoles de enero, de tal manera que la segunda conferencia llevará la temática de “Leer libros no es un pasatiempo, es una profesión”, y la tercera “El futuro inmediato de nuestra cultura”.

En febrero 21 de 2019, expuse en este columnario y en diferentes portales donde colaboro, una entrevista que sostuve con Carlos, y que publiqué en Diario del Yaqui el 4 de diciembre de 1983, hace 38 años.

Hoy la reproduzco y se las ofrendo:

“A quienes aprendí los secretos del oficio, fue a los trabajadores de talleres, cuando en las madrugadas, al salir del DIARIO, me iba junto con ellos al Mercado Municipal de Cajeme, a tomar café o a comer asado. Los obreros me enseñaron de medidas. De cuadratines. De todas esas cosas que son esenciales en el periodismo”.

Carlos Moncada me lo comenta, con su voz precisa, moviendo apenas los labios, mientras detrás de los cristales graduados de sus lentes, su mirada parece perderse en el bullicio que reina en el restaurante “El Merendero de José Luis”, donde se desarrolla la charla.

Luego, hace recuerdos de su principio en el periodismo, año de 1953, como corrector de pruebas en el periódico fundado por Jesús Corral Ruiz un 9 de abril de 1942. Pero antes de que ello sucediera, afirma que la antigua revista “Confidencias”, le había hecho el pago efectivo de 15 pesos, por un relato inventado que le publicaron.

Fueron, tales aproximaciones, realmente los inicios en el oficio del periodismo y las letras del cajemense Carlos Moncada Ochoa, quien recientemente –el pasado 3 de noviembre (la entrevista se realizó en diciembre de 1983)-, cumplió 30 años activo entre máquinas de escribir, entrevistas, reportajes, columnas. Y, si consideramos su participación constante en las filas de la tinta, los teletipos, las rotativas y la responsabilidad de investigar y mantener comunicación persistente con el público lector, se deduce que son 30 años también de iniciación en la difícil disciplina y práctica intelectual de escritor.

“Yo hacía cuentos. Prácticamente comencé a desenvolverme en la literatura. Cuando Bartolomé Delgado de León fue mi maestro en la Escuela Secundaria José Rafael Campoy, convocó a un concurso de cuento entre los estudiantes. Lo gané. Como premio me entregó un libro. Después realizó otro certamen, mismo que gané nuevamente junto con otro libro. Además, el mismo Bartolomé creó un periódico estudiantil editado en mimeógrafo, en el que yo colaboraba”, comenta Carlos. A su lado, Jesús Antonio Salgado Figueroa, Víctor Manuel Zárate Urbina, Horacio Soto Valencia, Gilberto Márquez Trujillo y yo, escuchándole con atención. Sobre la mesa, descansa una botella de vino tinto casi vacía. Cabrerilla asada, quesadillas en tortillas de harina y los insustituibles vasos de cristal que se escancian con avidez. En mesa contigua, se escucha la voz del poeta chiapaneco Juan Bañuelos –cuyos libros Espiga amotinada, Puertas del mundo, Escribo en las paredes, Espejo Humeante, No consta en actas, y Tocar la guitarra azul, tienen resonancia a nivel Latinoamérica-, quien es atendido por el director de la Biblioteca Pública, Ramón Iñiguez Franco, y ha venido a Cajeme en su carácter de presidente del jurado de los Juegos Trigales del Valle del Yaqui, para participar en la premiación del poeta capitalino Ricardo Pérez Gallardo.

-¿El Carlos Moncada de hoy, quien en cierta forma se ha alejado de las salas de redacción, talleres y del esfuerzo de reportear cotidianamente, aunque no de los periódicos, sería capaz de “cerrar” una primera plana?- pregunto. A lo que Moncada, sin perder su habitual tranquilidad, tras la cual, en ocasiones se esconde una fina ironía, responde:

“Sí, porque el oficio no se olvida, y ahora, con las nuevas técnicas incorporadas al periodismo, se simplifica un tanto”.

Indudablemente que Moncada tiene razón. Porque quienes conocimos y manejamos la técnica antigua de la impresión directa. De los lingotes de plomo, los linotipos y la verdadera esencia artesanal del taller, comprendemos que se ha avanzado para bien, en limpieza y facilidad en el manejo de tales menesteres. Lógicamente, abriendo alternativas para que quien diagrama o planifica, encuentre otras perspectivas donde pueda aplicar su capacidad creativa, circunscrita al oficio.

Enseguida, el autor de seis libros de diversos temas (La juventud ¿5to. poder?, El México de acá visto desde el más allá, Años de violencia en Sonora, Este es mi mundo –cuentos-, ¡Cayeron!, y El Quijote de la Revolución –vida y obra de Adolfo de la Huerta), comenta sobre un nuevo texto próximo a ver luz pública: “Treinta años en esto”, donde, según puntualiza, lleva el rasgo anecdótico acerca de hechos y situaciones que involucran a quienes fueron, junto con el autor, copartícipes en los avatares del oficio durante tres décadas, pero sin perder el valor histórico que la investigación y la búsqueda le confiere para los lectores que no tuvieron oportunidad de vivir esos tiempos; o que, si acaso los vivieron, solamente cuentan con el testimonio de los hechos a través de periódicos.

En las casi 200 páginas que conformarán el volumen –comenta- están inmersos casos como “El contrerismo” y la participación de los medios informativos en él. La muerte del “Machi” López, suceso del que Carlos guarda especial recuerdo, porque, “siendo reportero se me fue un muerto”; narra, igualmente, una entrevista memorable con Fidel Velázquez, en el verano de 1962. “Cuando le pregunté, durante una comida que le ofrecían en Ciudad Obregón, si pensaba reelegirse para otro periodo: de ninguna manera –respondió-, mi retiro es definitivo. Y aún continúa como dirigente nacional de la CTM”.

Moncada se viene a Sonora, deja el DF. Este mismo mes de diciembre establece su residencia en Hermosillo, lo que constituye para los intelectuales de provincia y para los escritores en ciernes o con cierto camino recorrido, algo benéfico.

Estará con nosotros. En su Estado. Y deberá pugnar, como irrenunciablemente le corresponde porque su posición lo responsabiliza, por el incremento y florecimiento del oficio de escribir, considerando que cuenta con la experiencia suficiente y el buen dominio de dichos quehaceres, para que las nuevas generaciones vean en él a un seguro portavoz de sus inquietudes. Alguien capaz de lograr definir los mecanismos adecuados que fortalezcan a quienes luchan porque Sonora encuentre su posición definitiva en la literatura nacional.

Por lo que corresponde al periodismo, la batalla es diferente, debido a que alcanzará con la presencia de Carlos, logros y beneficios plurales.

—–o0o—–

Estándar

Bernardo Elenes No reinventar el Municipio.- Los cajemenses quieren un alcalde o alcaldesa que haga obras, no política partidista. Que rehabilite la ciudad, no construyendo puentes para su beneficio futuro. Que atienda y exija ante otros niveles de gobierno, seguridad para las familias.- Código Rojo contra la muerte.- Desde el lunes 11, se activó la emergencia en Hermosillo, Nogales y San Luis Río Colorado, comunidades donde la pandemia del coronavirus hace estragos ascendentes.

Bernardo Elenes Habas

La clase política, los aspirantes a gobernar Cajeme, saben, desde siempre, lo que quieren las familias, porque son reclamos que se repiten cada tres años y que difícilmente se cumplen.

Elecciones 2021 Anhelan atención verdadera para sus colonias, sus comunidades, rehabilitándose redes de drenaje y agua colapsados; pavimento destrozado. Apertura y gestión para la inversión y creación de empleos; crecimiento, progreso compartido. Y, algo que preocupa y se constituye en una herida que sangra constantemente en la conciencia de hombres y mujeres: la violencia desatada.

Pero también, remarcan algunas madres de familia, que los candidatos, en su momento, empeñen con dignidad su palabra, en el sentido de que se dedicarán de tiempo completo a trabajar junto con sus equipos a favor de la comunidad. No a desperdiciar tres años en hacer política partidista. En construir egoístas puentes futuros para su escalamiento en cargos públicos.

Exigen, pues, muchos cajemenses, que los futuros gobernantes defiendan a su comunidad ante los demás niveles de gobierno y luchen a fondo y sin tregua por lo que le corresponde a sus municipios, sin tener que doblegarse por temor o amenazas de ser eliminados de los procesos electorales futuros. Quieren, un candidato o candidata que se la juegue en cuerpo y alma por Cajeme. Que no le apueste a su futuro personal, sino al florecimiento colectivo.

Me lo dicen en las calles ciudadanos de arraigo, quienes han visto crecer la ciudad, las comunidades, y sienten que la dinámica de desarrollo actualmente, no tiene el nivel que el municipio reclama. La estatura que exigen sus habitantes. La dimensión que anhelan las nuevas generaciones, esos jóvenes limpios que se preparan en universidades, y al egresar, deben quemar sus naves y dedicarse a cualquier actividad informal o de alimentos preparados. O bien, marcar el camino del éxodo, en pos de horizontes mejores…

Por ello, quienes cifran sus esperanzas políticas en dirigir el destino del Municipio durante el trienio 2021-2024, tendrán que atender lo obvio. Lo que está aelecciones 2021 (2) flor de calle. Lo que se siente y se interpreta con la desesperación de padres de familia que carecen de empleo, de vivienda, y que sueñan que sus hogares crezcan sanamente; pero los gobiernos no abren alternativas reales, sólo el relumbrón falso de obritas estratégicas diseñadas para el espejo mediático…

¿Quién de los actuales pretensos, está dispuesto a dedicar tres años íntegros a sacar adelante a Cajeme? ¿Quién, será capaz de ignorar el canto de las sirenas que llaman desde el parlamento local, desde la cámara baja del Congreso de la Unión, y recibirá y entregará el cargo con alto honor y con éxitos consumados, para luego reintegrarse a sus actividades cotidianas, como expone el sentir del pueblo?

¿Quién?

El “Código Rojo, Primera Etapa”, se activó desde el lunes 11, con duración de dos semanas, en los municipios de Hermosillo, Nogales y San Luis Río Colorado.

Esta emergencia fue tomada por autoridades de la Secretaría de Salud, Ayuntamientos y organismos empresariales y de la sociedad civil.

codigo rojo en hermosillo... Se trata, por supuesto, de una medida drástica pero urgente, buscando mitigar los casos de rápida transmisión del virus asesino que vienen registrando las tres comunidades junto con otras, y que son realmente altos.

Desde el 11 de enero y hasta el 25 del mismo mes, en los municipios citados, se marca el cierre de todas las actividades, de 8:00 de la noche a 6:00 de la mañana. Es decir, solamente estarán funcionando en ese horario, farmacias, hospitales, servicios de emergencia. Y cerrarán puertas casinos, antros, teatros, museos, cines, salones de fiesta y de eventos sociales, peluquerías, salones de belleza, bares, cantinas, etc.

Enrique Clausen Iberri, Secretario de Salud en la entidad, dejó clara la preocupación de las autoridades y de miles de familias sonorenses, al expresar: “Las personas mayores se están muriendo sin salir”. Y, desde luego, la razón le asiste, porque quienes se cuidan y respetan todos los protocolos incluyendo el confinamiento, sin poder evitarlo llega a sus casas la muerte en la persona de hijos y otros parientes a quienes no les importa la gravedad de la situación y continúan en las calles, en fiestas, en reuniones, en francachelas.

Es la hora de hacer conciencia y demostrar que queriéndose y protegiéndose a sí mismo, es amar a los demás…

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo Elenes Poema de domingo.- El tiempo se hace viejo. Sus vientos de enero saturados de nostalgia, recorren los surcos del recuerdo en el transcurrir de la vida y de la muerte. Asoma la bahía de Guaymas, sus muelles y su aroma a espigas de sal marina. Luego, el Valle del Yaqui, enciende con el sol redondo y colorado cayendo en la labranza, la fogata rural desbrozando caminos del ayer.

Él se llamaba Juan. Tenía por patria el mar y la sierra, cuando lo besaba la brisa salobre de la vida. Obedeció el rumbo de la rosa de los vientos, que lo trajo a Cajeme, donde aprendió la canción rural de los ejidos, y el rumor de una ciudad que abría sus ojos somnolientos al progreso.

Ahí, dejó semilla…

Bernardo Elenes Habas

SEMILLA

Yo provengo de ti,

soy tu semilla.

Tu corazón latiendoocaso enero 1 2021(3)

sin límites ni tiempo.

Yo vengo de tu ser,

de tus historias tristes,

de lámparas insomnes

llorando tu nostalgia.

De sentir en las manos

relámpagos de agosto.

De asomarme a los sueños

desde el sol de tu sangre.

Yo provengo de ti,

soy tu semilla…

Navegabas la vida

sin más Oriente que tus sueños,

sin más distancia

que tu nombre,

lanzando tus redes a los astros.

La noche jugaba

con tus manos,

aves acribilladas de lluvias

y de sombras…

Tu barca era tan sólo

la esperanza.

Desafiabas tiempos secuestrados,

horizontes inéditos,

gaviotas bebiendo el infinito

donde las constelaciones

trazaban tu ruta

hacia el principio

o el final

de la nostalgia…

Yo provengo de ti,

soy tu semilla.

—-o0o—-

Estándar

Bernardo Elenes ¿La alianza PRI, PAN, PRD es una emergencia?.- ¿Y sí la sociedad la apoya, vota por ella, pero exige que continúe como un gran partido en el futuro?.- Se viven otros tiempos y otras formas de hacer política.- Sonora y Cajeme, tiene casos emblemáticos de cuando las batallas eran PRI contra PRI.

Bernardo Elenes Habas

Sin duda, se viven otros tiempos en la forma de hacer política electoral.

Dichos procesos dejaron de obedecer al rígido esquema autoritario de candidatos, ciudadanía, corporativismo, sumisión de liderazgos a caprichos de partidos, grupos poderosos y caciques. Resaltando solamente PRI y PAN.

casos del faustinismo en sonora Sonora y Cajeme, tienen testimonios memorables de la forma en que se imponían postulantes, generándose luchas encarnizadas por lograr candidaturas y luego el poder público.

Esas batallas se protagonizaban, primero, al interior de los institutos políticos, sus notables, su militancia, principalmente en las vísceras del PRI, las que se prolongaban hacia las campañas, contra grupos integrados por gente resentida del mismo tricolor.

La entidad vivió, en 1967, los sinsabores y sobresaltos de la sucesión gubernamental en las entrañas del PRI, entre quienes aspiraban a relevar en Palacio de Gobierno a Luis Encinas Johnson, entre ellos Faustino Félix Serna, Enrique Cubillas y Fausto Acosta Romo.

Las luchas fueron consistentes y constantes, con hechos de sangre, vejaciones y desaparecidos –cuentan las crónicas de esa época–, en las que participaron, además de grupos políticos, estudiantes de la UNISON, y un frente de guardias civiles, a las que el periodista cajemense Bartolomé Delgado de León bautizó como “La Ola Verde”, porque era el color distintivo de los sombreros que portaban sus integrantes.

Finalmente, después de tantos disturbios y sobresaltos, don Faustino se convirtió en gobernador para el periodo 1967-1973, sobresaliendo con una labor constructiva y de desarrollo en favor de la entidad.

El otro caso señero, también con núcleo en las siglas del PRI, sucedió en Cajeme en 1958, cuando René Gándara Romo cubría el último tramo de su administración municipal.

El Revolucionario Institucional, utilizando su fuerza y dominio corporativo, nominó candidato a la alcaldía al agricultor Gabriel Gallegos Campoy. Pero alel contrerismo en Cajeme interior del mismo instituto y desde la CTM, brotaba inicialmente un movimiento de obreros y campesinos apoyando la candidatura de Rafael Contreras Monteón El Buqui.

El PRI, sus dirigentes, sopesaron la fuerza que alcanzaba el “Movimiento Contrerista”, como se le dio en llamar, y buscaron desactivarlo luego de dialogar con el precandidato opositor, comprometiéndose a cambiar de abanderado porque Gallegos Campoy no era del agrado de los cetemistas.

Se logró el acuerdo. Y, efectivamente, el tricolor nominó a Gilberto Oroz Valenzuela, esperando que las acciones de campaña se normalizaran. Sin embargo, El Buqui continuó en la lucha, bajo el argumento de que las fuerzas de los trabajadores no permitieron que se les cancelara el derecho a tener candidato.

Ciertamente el Movimiento Contrerista había crecido en unas semanas, logrando el apoyo de la ciudadanía en general, lo que obligó al PRI a desconocer a los líderes y afiliados de la CTM como integrantes del Revolucionario Institucional. Pero esa acción fue un detonador para que los conteristas, que eran la gran mayoría de cajemenses, crearan un nuevo instituto político para impulsar a Contreras Monteón: el Partido Democrático de Cajeme.

Llegó el día de las elecciones -6 de julio de 1958-, con apabullante concurrencia a las urnas por parte de hombres y mujeres que apoyaban al Buqui. Surgió la violencia ante casos de robo de urnas, casillas reventadas, y hubo derramamiento de sangre en la persona de Pascual Acuña Gallegos, abatido por un soldado en la casilla número 10, ubicada en la calle 5 de Febrero, frente al Hotel Kuraica.

El triunfo, indudablemente, había sido para Contreras. Pero el Congreso del Estado atrajo las elecciones por la violencia suscitada. Se optó por rebasar a los Candidatos Rafael Contreras y Gilberto Oroz, nombrando un Consejo Municipal que fue presidido por J. Encarnación Chávez.

Ahora, pues, son otros tiempos.

Las elecciones del 2018 que dieran un triunfo arrollador a Andrés Manuel López Obrador y a su plataforma Morena, marcaron nuevos rumbos, porque los otrora poderosos partidos PRI y PAN quedaron aniquilados.

Hoy esas siglas buscan construir formas para enfrentar una realidad innegable, porque principalmente están rehaciendo su credibilidad ante la sociedad en general y, han comprendido la magnitud del enemigo a vencer que es Morena, cuya bandera se sustenta en la popularidad de AMLO.

Por eso han decidido dejar atrás prejuicios ideológicos, creando una coalición que quizás –dependiendo de los candidatos y las campañas- les dé resultados, lo que los obligaría ante los electores que los apoyen, a definir un nuevo trazado político en el país y no volver a sus documentos básicos, sus declaraciones de principios antiguos, una vez logrado triunfos; sino comprometiéndose a lo que pareciera imposible: Crear un nuevo partido de grandes magnitudes, colocando sus documentos básicos dentro de una nueva realidad política y social.

Los resultados del 6 de junio próximo, permitirán reconocer en este importante proceso, la esencia del pensamiento democrático de la sociedad y la respuesta de los institutos políticos:

¿Qué quiere la ciudadanía, porqué quiere, y a quiénes quiere?

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo Elenes Juan Pablo Márquez, Ciudadano Distinguido 2015.- Murió ayer -5 de enero de 2021- el prominente médico investigador Márquez Manríquez, oriundo de Pueblo Yaqui, quien mantenía una labor científica consistente contra el cáncer.- Faustino Félix Chávez le entregó la máxima presea del Municipio, cuando cumplió 88 años de fundado.

Bernardo Elenes Habas

Murió ayer -5 de enero 2021-, el doctor Juan Pablo Márquez Manríquez, eminente investigador especializado en Oncología, quien recibiera en noviembre del 2015, la presea de Ciudadano Distinguido de manos del entonces alcalde Faustino Félix Chávez.

Dr. Juan Pablo Márquez Los reconocimientos en 2015, en el marco del ceremonial que tradicionalmente se lleva a cabo en Cajeme, al cumplirse un aniversario de su erección en Municipio, fueron para el doctor Márquez Manríquez, nacido en Pueblo Yaqui, recibiendo del entonces alcalde Félix Chávez y de su esposa Ena Olea, los meritorios galardones.

Se festejaba así el pasaje histórico de que un 30 de noviembre, pero de 1927, brotara el júbilo entre los habitantes de la Comisaría de Cajeme, que dependía de la municipalidad de Cócorit, comunidad que dejaba de ser cabecera y centro político y económico de dicha jurisdicción.

Entraba en vigor, luego de su publicación oficial en el libro Número 45, Tomo XX del Boletín Oficial del Estado de Sonora, la Ley Número 16 decretada por el entonces gobernador Fausto Topete, convirtiendo a Cajeme en Municipio Libre.

En ese mismo texto legal, se hacía alusión a las bases integradoras de un Ayuntamiento Interino para el flamante Municipio de Cajeme, designando Primer Regidor Propietario (virtual alcalde) a quien se desempeñaba como Comisario de Policía, Ignacio Ruiz Armenta.

Sin embargo, fue hasta el año siguiente -1 de enero de 1928-, cuando oficialmente quedó constituido el Primer Consejo Municipal, dando pie a que IgnacioFaustino entrega presea a Dr. Marquez Ruiz, Joaquín R. Ibarra, Ignacio Mondaca H., Carlos H. Mízquez, Eduardo C. Gaxiola, Francisco J. Rodríguez y Alejandro Méndez Limón (padre del Tocho Méndez), rindieran protesta como autoridades municipales, ante el diputado Alberto J. Moreno, comisionado por el Gobernador a cumplir dicha encomienda.

Desde esos lejanos días de vientos y esperanzas, de luchas políticas y sociales, de acontecimientos que han marcado la vida del Municipio, como el reparto agrario de Lázaro Cárdenas en 1937; la expropiación de Luis Echeverría en 1976; el asesinato del Machi López, 1953; la muerte por un disparo de bala del candidato triunfante a la alcaldía, José Moreno Almada, en septiembre de 1937, a 14 días de tomar posesión de su carga ganado en las urnas; el crimen contra Eduardo Castro Luque, diputado electo que no alcanzó a rendir protesta como tal, en 2012.

En tan importante marco histórico, resaltado por la gala cultural Tetabiakte, el médico cajemense, prominente investigador sobre cáncer (orgullosamente oriundo de Pueblo Yaqui, como lo manifestaba), Juan Pablo Márquez Manríquez, recibió de manos del alcalde Faustino Félix Chávez, acompañado por su esposa Ena Olea, el merecido reconocimiento de Ciudadano Distinguido 2015, por su destacada trayectoria que le confería valor en su horizonte humano al trazo de historia de una comunidad asombrosa que, pese a todas las vicisitudes, ha sabido desbrozar caminos para bien común.

El doctor Márquez Manríquez, especializado en oncología, generó al calor de sus investigaciones una terapia contra el cáncer de colon y otros tipos de tumores malignos.

Contaba con 48 años de edad. Era Doctor en Medicina, Oncólogo investigador de la Universidad de Washington.

Su proceso de educación básica lo llevó a cabo en escuelas primarias rurales del Ejido Benito Juárez y Campo 5; Secundaria Técnica 56 de la colonia Miravalle en Ciudad Obregón; preparatoria en el Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario 197 de la comisaría de Providencia.

Poseía título de Químico Farmacéutico Biólogo por la Universidad Autónoma de Coahuila. Su carrera de Medicina la concretó en en la Universidad Nacional Autónoma de México y la especialidad en Oncología Médica en la Universidad de Washington, cursando en ese lugar una sub-especialidad en Inmunooncología de tumores de tracto gástrico, específicamente colon y páncreas, asimismo realizó un posgrado en Inmunología Clínica.

En su labor investigadora heredó proyectos para la prevención de tumores gastrointestinales, como cáncer de colon y páncreas.

Logró, con su esfuerzo, el reconocimiento y grado de Científico Senior en el Tumor Vaccine Group de la División de Oncología de la Universidad de Washington con la Dra. Nora Disis desde 2011. Ambos investigadores crearon un programa académico binacional denominado CancerVac, para preparar a los Oncólogos del futuro con un fuerte enfoque hacia la integración de la experiencia clínica y la investigación de laboratorio.

El ameritado médico impulsaba un noble proyecto enfocado a la funcionalidad de una clínica contra el cáncer en el Valle del Yaqui.

Descanse en paz el doctor Márquez Manríquez, hombre sabio y de corazón generoso.

—–o0o—–

Estándar

Bernardo Elenes Noble herencia de don Tomás Oroz Gaytán.- Siendo Tesorero del Estado, durante la administración de don Faustino Félix Serna, logró la construcción de estadios de béisbol en Sonora, entre ellos el TOG de Ciudad Obregón, el Héctor Espino, de Hermosillo y el “Ciclón” Echeverría, de Navojoa.

Bernardo Elenes Habas

Cuando el año comienza, fluyen recuerdos imborrables en muchas generaciones de cajemenses.

Especialmente en quienes aman el béisbol y guardan en la memoria los actos de un hombre apasionado por ese deporte, don Tomás Oroz Gaytán.

Estadio TOG Él murió trágicamente durante los primeros días de 1973, en un accidente automovilístico recorriendo los caminos de su amado Valle del Yaqui.

El segundo estadio de mayor magnitud en Cajeme –el primero fue el desaparecido Álvaro Obregón-, lleva su nombre, y es viable se convierta en escuela de béisbol, al igual que el Héctor Espino, por determinación del Gobierno de la República.

El TOG, que fuera casa del tricampeón equipo Yaquis de Ciudad Obregón, estuvo a punto de ponerse en subasta, posiblemente ser demolido para dar paso en ese espacio privilegiado, quizás a alguna franquicia comercial. Pero se logró preservarlo.

El alto honor de que una catedral deportiva no fuera borrada del paisaje histórico de Cajeme y conserve el nombre de un ciudadano que llevaba el béisbol tatuado en el alma (fue practicante de esa disciplina en sus años juveniles, sin llegar al profesionalismo), quien siempre soñó con que el deporte de sus amores tuviera semilla y espigas, casa propia que despertara emociones en los muchachos, para que se motivaran a construir sus caminos alejados de vicios y se constituyeran en ciudadanos de bien, fue una batalla ganada por la ciudadanía, por los deportistas, por Chayito Oroz Ibarra, hija de don Tomás, por las autoridades cajemenses.

¿Cómo no recordad que cuando fue Tesorero del Estado, durante la administración gubernamental de Faustino Félix Serna (1967-1973), presentó al Ejecutivo un magno proyecto, buscando se destinaran recursos para la construcción de estadios en diferentes ciudades de Sonora?

Así nació el Estadio de Béisbol de Ciudad Obregón en 1971, sustituyendo al viejo parque Álvaro Obregón, ubicado en las calles 6 de Abril, entre Chihuahua yDon Tomás Oroz Gaytan... Cd. Obregon Sinaloa, demolido para ampliar las instalaciones del ITSON.

Al morir don Tomás en enero de 1973 –hace 48 años-, las autoridades municipales tomaron la determinación de honrar la memoria del distinguido cajemense, imponiendo su nombre a la que fue casa del equipo Yaquis por muchos años.

El nombre del “Ex Tesorero de Hierro”, como lo llamaban de cariño sus amigos, volvió a sonar fuerte durante el 2018, cuando el Gobierno de Sonora conducido por Claudia Pavlovich, inició una serie de desincorporaciones de bienes, incluyendo los estadios Tomás Oroz y Héctor Espino de Hermosillo, para subsanar el quebranto económico del Isssteson, heredado por la administración panista de Guillermo Padrés Elías.

La hija de don Tomás, María del Rosario, inició una férrea lucha, al igual que otros sectores cajemenses, para que no se realizara ese atentado contra los deportistas y la historia regional.

Finalmente, durante 2019, el Gobierno Federal dio a conocer que adquiriría el TOG y el Héctor Espino, para convertirlos en academias deportivas, aunado a proyectos comerciales.

La semilla sembrada por el ilustre cajemense seguirá dando frutos, pues. Como lo hace la Liga de Béisbol Infantil TOG, que forja ciudadanos positivos para beneplácito de Cajeme y de Sonora, que también honra la memoria del “Tesorero de Hierro”.

Tomás Oroz Gaytán, vive, sin duda, en el alma de los deportistas del pueblo.

Le saludo, lector.

Estándar

Bernardo Elenes Poema de domingo.- Las familias en México, viven y sufren una vorágine de indefensión, de divisionismo que viene haciendo surcos desde décadas. Pero esa turbulencia perversa se agudizó hace apenas un par de años. Tiempo en que se han profundizado las heridas del odio, la polarización de los ciudadanos, sus sectores y hasta sus creencias y vínculos de sangre.

ocaso enero 1 2021(3) Se percibe que ante tan amargas circunstancias, las que harán extremo con un proceso electoral ya en marcha envuelto en campañas negras, una pandemia mal atendida desde sus inicios que no pide ni da tregua, y una economía devastada, no dejará más refugio para que los mexicanos concilien su buena voluntad, sus valores solidarios, sus raíces culturales, que el recinto sagrado de la fe. Pero también, su determinación ante las urnas.

El campo subjetivo se constituye en el espacio íntimo que invitará a los seres a reencontrar el sendero de los valores humanos y espirituales, mismos que desde el vértice de cuestionables ideologías y concepciones autoritarias de falsas prácticas políticas, pretenden borrar del alma de sus gobernados personajes de pensamiento absolutista y obtuso.

Bien plasmó en su mensaje de Año Nuevo mi querido amigo Luis Alfonso Valenzuela Segura, el valor esencial de los deseos que emergen del fondo del amor y la buena voluntad: “Nunca me imaginé que pedir a Dios mucha y buena salud para mis hermanos, sería tan importante y fundamental. Y aquí estoy, mi hermano mayor Bernardo, deseando buena salud y prosperidad para ti y familia y aquellos a quienes quieres y te queremos bien”.

De ese sentimiento, nace mi poema de domingo:

Bernardo Elenes Habas

ALFARERO DE FE

Alfarero de fe, Hacedor de Milagros,

moldea con tus manos, con tu aliento divino,

al hombre que vendrá, el nuevo, el visionario,

el que siembre humildad con su canción de niño.

Dispón el vientre noble de las madres del mundo,

para que sus arrullos alumbren los senderos;

que el parto de la vida quite cercas y muros,

y la bondad renazca en la tierra, en el cielo.

Señor del Universo, Padre infinito y bueno,

hace falta que llegue tu barro vuelto Hombre,

el que traiga en su voz tu Verdad, tu Misterio…

Hace falta que llegue el sol del nuevo día,

renombrando las cosas, bautizando los seres,

con las lluvias de agosto, transparentes, sencillas…

—–o0o—–

Estándar